COMPILACION EDITADA/“Elaboración de Metodologías Alternativas para la Formulación del Plan de Desarrollo y Presupuesto Municipal Distrital con Participación Popular”.
COMPILACION EDITADA/“Elaboración de Metodologías Alternativas para la Formulación del Plan de Desarrollo y Presupuesto Municipal Distrital con Participación Popular”.
PATINHOEDICIONES (ARTICULOS PUBLICADOS)
1 Desabastecimiento y Organización
2. Desarrollo Rural y Capacitación”
3. Los Fondos y las Comunidades Campesinas
4. Leyes y Desarrollo
5. Agronomía: 25 años
6. Los Recursos Naturales
7. El Contrabando y los Subsidios
8. Los Subsidios y la Producción Agropecuaria
9. El Agro y la Política del Avestruz
10. Educación y Conciencia Regional
11. La Informatica y el Agro Regional
12. Agro: Dura realidad
13. Democratizar la democracia
14. ¿Respuesta a un pueblo en su anversario?
15. Reivindicacion Urgente Necesita la Sierra
16. ¿Democratizar el gobierno o el estado peruano?
17. Regionalización, Reto y Lección
18. De la frialdad de los números a la frialdad de los intererses
19. La Zona de Tambogrande
20. Huarmaca: Historia y Rencuentro”. Diario El Tiempo. Suplemento SEMANA. 03/02/2002.
21.“Huarmaca: Historia y Religiosidad”. Diario El Tiempo. Suplemento SEMANA.

22. Cuando la mujer toma el chicote -Comité Femenino de Ronda Campesina de San Juan
23. Lo que todo a candidato a presidente no debe olvidar
24. Cinco Opciones para Elegir I
25. Cinco Opciones para elegir II
25. SANTA ROSA Y VILCAZAN
26. Bemoles del FONIPREL
COMPILACION EDITADA/“Elaboración de Metodologías Alternativas para la Formulación del Plan de Desarrollo y Presupuesto Municipal Distrital con Participación Popular”.
ARTICULOS NO PUBLICADOS
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Mis enlaces favoritos nuevo
Elaboración de Metodologías Alternativas para la Formulación del Plan de Desarr
PALABRAS INDISPENSABLES

El primer texto de esta propuesta ideológica se escribió el año 1994 y se publicó en un compendio intitulado “Presupuesto, Contabilidad y Control de Gestión Municipal”, en colaboración con los amigos y camaradas Máximo Vegas Carmen y Ronald Carmen Córdova, bajo el título de “Elaboración de Metodologías Alternativas para la Formulación del Plan de Desarrollo y Presupuesto Municipal Distrital con Participación Popular”. El crédito aparece en mi Hoja de Vida e inclusive en internet aparece como un titulo válido en el sitio de Internet SIDALC(Servicio de Información y Documentación Agropecuario de Las Américas), reportado por el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA, Piura, Perù).

Sin embargo hasta ahora, aún cuando cuento en mi biblioteca personal con uno de aquellos ejemplares, no me ha sido posible editarlo en forma personal, pero he aquí que en el presente siglo vino en mi ayuda Internet y ahora, en otro siglo, puedo darme la satisfacción de poner a disposición de los lectores interesados un documento que para mi, personalmente fue el resultado de una experiencia de trabajo político desde la Municipalidad Distrital de Sapillica, donde fui Alcalde Electo por Izquierda Unida y me desempeñé como tal en el periodo enero 1990 – Febrero 1993 y en la seguridad de que ha sido también una metodología precursora de lo que ya en el presente siglo se sancionó legalmente como una nueva metodología inclusiva par disponer de los recursos económicos en los gobiernos locales y regionales: El Presupuesto Participativo.

Con una dedicatoria a los hermanos comuneros y comuneras de Sapillica, quienes como representantes de sus pueblos e integrantes de lo que denominamos ASAMBLEA MUNICIPAL POPULAR, me permitieron y se permitieron demostrar que si era posible una nueva forma de concertar para gestionar el desarrollo desde el gobierno local y que, más aún, era posible hacerlo junto a los otrora delegantes excluidos del poder. Cuando instauramos la experiencia democratizadora recuerdo haberles dicho: “Queridos comuneros, algún dìa lo que hoy hacemos, en una decisión soberana como Municipalidad Distrital, será una ley que se aplique en toda nuestra Patria”. Hoy esas palabras premonitorias son una realidad. Pero también recuerdo haber dicho a las hermanas comuneras que a través de su organizaciones de Club de Madres, de Comité de Vaso de Leche eran miembros natos de la AMP: “Ustedes hermanas, son las mismas que en el año 90 vinieron aquí por primera vez a participar, pero ya no son las mismas, porque ahora tienen nuevas experiencias de trabajo, nuevas capacidades, nuevas formas de gestionar y eso se lo debemos a la AMP, que es una nueva forma de hacer gobierno municipal”. Hoy a casi 20 años de esa importantísima experiencia he querido “emborronar cuartillas” para volver a decirles que sigamos trabajando por el fortalecimiento de nuestras organizaciones de base, única garantía de verdadera democratización y construcción de una patria con justicia, pan y libertad.
Finalmente permitirme aquí una dedicatoria de esta experiencia a la Memoria de mi padre, a Modesto, impenitente luchador por la justicia al lado de los “hermanos más pequeños” y que como Presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Sapillica del cual fue fundador, le cupo el honor para èl de ser el Vice – Presidente de nuestra Asamblea Municipal Popular.

Ayabaca Octubre 2010.

Josè A. Patiño Angeldonis.






I.- INTRODUCCION: Cuando en la primera edición del presente documento (1995), consideramos necesario incluir en él nuestro modesto aporte, por la importancia de la búsqueda de una metodología para facilitar el acercamiento de la toma de decisiones de gobierno a los sectores populares, creímos cumplir con un deber y, a la vez, con una meta personal. Hoy, siete años después, nos complace poder llegar por tercera vez con la propuesta ya mejorada y con la inclusión de algunos nuevos enfoques, así como con nuevos materiales de trabajo, que harán más viable lo que denominamos “gran virtud del gobernante” : SABER ESCUCHAR; pero que ahora se amplia a SABER INTERPRETAR, SABER CONCERTAR y CO –GOBERNAR.

Tal como lo sostuvimos en nuestra anterior entrega, lo que nos proponemos “no es otra cosa que acercar al gobernante local con una profunda vocación democrática, la herramienta metodológica para aguzar el oído, pero además, posibilitar desde el gobierno local mismo, la democratización del ejercicio gubernativo, a través de compartir la responsabilidad de las decisiones con el principal interlocutor válido : EL PUEBLO ORGANIZADO, y, de esta manera poder comprometerlo en la tarea difícil de CO – GOBERNAR para promover un auténtico desarrollo”.

Entendemos y queremos puntualizarlo esta vez, que hablamos de un co-gobierno para el desarrollo, asumido este como un proceso político, social y económico, que no se limita a la estrechez de una simple eficacia y/o eficiencia en la administración de los escasos recursos asignados, sino que se debe traducir en una gestión conjunta para la solución PROGRESIVA y PEDAGOGICA de los problemas que se generan a partir de una serie de taras que arrastramos como actores o sujetos sociales, a saber: conformismo, indiferencia, apoliticismo, desorganización, etc. y que, de una u otra forma alientan los males sociales, políticos y económicos que nos aquejan (marginación, corrupción , pobreza, etc).

Quisiéramos que sea éste un aporte para la continuación de una tarea pedagógica que “tendrá que ser una y otra vez reformulada, reorientada, enriquecida y re-creada, en un proceso constante, por los actores directos del proceso democratizador” al que aspiran los pueblos de nuestra Patria.












II. ANTECEDENTES:
2.1. La Historia: Los antecedentes de lo que hoy se conoce como Municipalidad o Municipio se remonta al vocablo MUNICIPIUM, nombre que se les daba a las ciudades del Imperio Romano, las cuales tenían la capacidad de hacer su gobierno. Remitiéndonos a la historia y apoyándonos en Díaz, constatamos que el primer Municipio fundado en el Nuevo Mundo por Cristóbal Colón tuvo lugar en lo que es hoy República Dominicana, allá por el año de 1434, reseñándose que la “amplia autonomía que tuvieron los Municipios en los primeros tiempos de la conquista lo consolidó como una real expresión de vitalidad de desarrollo temprano de un Derecho Municipal Americano, cuyas primeras ordenanzas fueron dictadas por el Cabildo de la ciudad de Cádiz, Venezuela en 1532”.

Siempre apoyándonos en Díaz(1) advertimos que la pérdida de importancia social, cívica y política de los Cabildos Americanos fue provocada por el FORTALECIMIENTO DEL CENTRALISMO REAL y la MALA PRACTICA DE PONER EN VENTA LOS CARGOS EN LUGAR DE SU ELECTIVIDAD (*); así a partir de 1594 caen estos cargos en poder de los “notables”; es decir los grupos pudientes económicamente. Según Zavaleta (2) a partir de 1595 “el sistema degeneró en la compra de los cargos comunales, cuyo número podía ser aumentado en función de la demanda”; no obstante, para impedir tales abusos y con el propósito de devolver a los Cabildos sus derechos y prerrogativas, se dictó “que se le reponga desde luego y se mantenga el libre uso (..) todo conforme a su primer estado, de suerte que en este ni en cosa alguna no se innoven ni en todo ni en parte sus antiguos establecimientos”. Siguiendo siempre a Zavaleta, vemos que en el Perú el conquistador Francisco Pizarro, al fundar la ciudad de Lima, designó a su Primer Cabildo el 22 de Enero de 1535.





* Nos parece importante para la reflexión democrática llamar la atención sobre la “VENTA/COMPRA” de los cargos representativos, práctica que ha vuelto a hacerse presente en nuestros días y que atenta contra la práctica democrática realmente representativa; la modalidad hoy es de “VENTA” de la(s) CANDIDATURA(S) a aquel o aquellos aspirantes que además de tener cierto grado de reconocimiento- esto pasa a un segundo o tercer plano- pueda aportar los RECURSOS ECONOMICOS para financiar la campaña, la cual exige la compra de todo un aparato publicitario; prácticas que solamente personas o grupos pudientes económicamente pueden hacerlo. Para mayor ilustración ver: : Vinos Nuevos en Odres Viejos y Dime cuánto Gastas y Te Diré si Ganas en Diario La República de 20/09/98 y 27/09/98 respectivamente. .










Retomando a Díaz debemos manifestar que en el proceso Emancipador , el rol que jugaron los Cabildos Americanos en el curso de las primeras décadas del siglo XIX, no sólo demostró que conservaban su rol como organismo de participación y expresión cívica, sino que eran además guía en las más avanzadas propuestas políticas del momento. Los pronunciamientos de los Cabildos de Montevideo en 1809 y de Buenos Aires, Caracas, Santiago, Bogotá y México en 1810, fueron el toque de clarín para el inicio de la Guerra de la Independencia. Más tarde, en el Cabildo de la Ciudad de Lima, realizado el 15 de Julio de 1821, se decidió formalmente la Independencia del Perú.

Es pertinente señalar que fue la Constitución Liberal de 1812, Jurada en Piura, aún en la Epoca de la Colonia la que disponía por su artículo 310 que, “ se pondrá ayuntamientos en los pueblos que no los tuvieren y en que convenga que haya, no pudiendo dejar de haberle en la que por sí o su comarca, llegue a 1,000 almas”; el artículo 313 disponía que “todos los años se elegirán electores que residirán en el mismo pueblo y estén en el ejercicio de sus derechos ciudadanos”. Se consideraban ya ciudadanos, no solo a los españoles, sino incluso a los indios, requiriéndose tener 25 años para ser Alcalde, Regidor o Procurador Síndico con cinco años de vecindad por lo menos en el pueblo. (Tomado de Seminario O.A. Historia de Sullana. Página 97.)

Así mismo es pertinente señalar que en el periodo de la Independencia y con la Promulgación de la Constitución Política de 1823 el 12 de Noviembre de aquel año, las Municipalidades tuvieron un importantísimo tratamiento, así pues el Art 138 del Capítulo X del antes mencionado cuerpo legal que a la letra ordenaba que: “ En todas las poblaciones sea cual fuere su censo, habrá municipalidades compuestas del alcalde o alcaldes, regidores, síndico o síndicos correspondientes...”. Esta Norma Constitucional fue complementada más tarde por el Congreso Constituyente, al dictar con fecha 03 de Marzo de 1825 la Ley de Elecciones Municipales, la cual en su Capitulo III, Artículo 13 ordenaba: “En toda población de menos de mil almas, o que llegue a este número habrá un alcalde, dos regidores, y un procurador síndico: en las que teniendo más de mil, no pasen de dos mil, se nombrarán un alcalde, cuatro regidores y un procurador síndico: dos alcaldes, seis regidores y un procurador síndico, en las que teniendo más de dos mil, no pasen de cuatro mil..........”

En la etapa republicana, los municipios han tenido más bien una vida azarosa, observándose períodos en que han existido casi siempre en forma anómala o que fueron eliminados, siendo sustituidos por entidades designadas por el poder central. Haciendo un recuento (3) se puede decir que la legislación municipal en el Perú fue consolidadad progresivamente así la antigua Ley de Municipalidades, promulgada el 04 de Octubre de 1892 durante el gobierno del Presidente Remigio Morales Bermúdez disponía en su artículo primero, se que “la Administración Municipal de la República se ejerce por los Concejos Provinciales y Distritales” otorgándoles para ello las respectivas atribuciones y competencias.




Posteriormente con la dación de la Ley 14669 en Septiembre de 1963 se establece que se elegirá en cada Provincia un Concejo Provincial y Concejo Distrital en los Distritos que no sean capital de Provincia. Un Decreto Ley de Diciembre de 1969 expedido por el Gobierno Militar dispuso una mecánica muy particular para la designación de Alcalde Provinciales y Distritales, los cuales estaban bajo la influencia directa del Poder Ejecutivo a través del Consejo de Ministros, Prefecturas y Subprefecturas a nivel de lo que en ese momento eran los departamentos y provincias respectivamente. La Constitución Política de 1979 especificaba que las municipalidades “ son los órganos de gobierno local y que tienen autonomía económica y administrativa en los asuntos de su competencia”, espíritu recogido en el Artículo 191,Capítulo XVI De la Descentralización, las Regiones y las Municipalidades de la actual Carta Magna el cual sanciona que “Las Municipalidades provinciales y distritales, y las delegadas conforme a ley, son los órganos de gobierno local. Tienen autonomía política, económica y administrativa en los asuntos de su competencia”; de otro lado, la promulgación de la Ley Orgánica de Municipalidades Nº 23853 del 08 de Junio de 1984, hoy vigente, define que las municipalidades no solamente son responsables de administrar ciertos servicios urbanos sino también de “PLANIFICAR EL DESARROLLO DE SUS CIRCUNSCRIPCIONES, DE EJECUTAR LOS PLANES CORRESPONDIENTES, ASI COMO ORGANIZAR Y ADMINISTRAR LOS SERVICIOS PUBLICOS EN GENERAL”, texto recogido íntegramente en el numeral 5 del Art. 192 de la actual Constitución del Estado al señalar específicamente las competencias de las municipalidades.



2.2. ALGUNAS CONSIDERACIONES IMPORTANTES
2.2.1. MUNICIPIO Y CENTRALISMO:
Si bien hemos visto en los anteriores parágrafos la evolución legal del movimiento municipal , analicemos ahora el movimiento municipal como portaestandarte de reformas a nivel del Estado en el Perú. Al respecto nos circunscribiremos a lo que es hoy la ex – Región Grau y debemos decir, coincidiendo con Zavaleta, que “los municipios a lo largo de nuestra historia han sido coadyuvantes de la tiranía del centralismo, apareciendo como aliados legítimos o agentes del poder central”(*) . Esto es corroborado por Valverde (4) para quien “a un sistema económico complejo y desigual, le corresponde un sistema social también complejo y desigual, constituído por estructuras sociales en términos de categorías sociales (...) .Este contexto de desigualdades vinculadas se encuentra organizado en función de ciertas relaciones dominantes.

Según Zavaleta y Sánchez (5) “en la práctica el poder central y el local han estado siempre unidos a través de un cordón umbilical : la autonomía municipal ha sido atentada sobre todo en su carácter político por el verticalismo impositivo del gobierno central”. Esto se constata históricamente(**) y lo hemos podido comprobar en los últimos procesos electorales en los cuales la población siempre ha sido orientado a votar para concejales (Alcalde/Regidores) por aquellos partidos y/o movimientos que tengan nexo con el partido y/o grupo de gobierno, el cual en la mayoría de casos y haciendo uso de formas vedadas por la ley manipula la intención del voto que expresa la voluntad popular. Sino recordemos la llamada de atención al Presidente de la República Alejandro Toledo por parte del Jurado Nacional de Elecciones, debido a su manifiesta voluntad de influir (probablemente fallida a la luz de los resultados) en la decisión favorable a sus candidatos.


(*) Por nuestra parte tenemos que decir que este mal es recurrente y, aún hoy, debido a que como los recursos asignados a los municipios son muy escasos, se condiciona en el/los representantes de los gobiernos locales (ALCALDES/EQUIPOS MUNICIPALES) una DEPENDENCIA DEL PODER CENTRAL , una actitud de sometimiento en procura de la obtención de los recurso, obras y proyectos que lo legitimen ante la población, induciendo este tipo de comportamiento en la población, la cual termina aceptando como una dádiva o favor, que debe agradecer, lo que es un derecho que le asiste constitucionalmente. Es más creo yo que la alta tasa de “Independientes” se debería a que es mucho más fácil como “independiente”, establecer una buena relación con los niveles centralistas de decisión.

(**)Zavaleta sostiene que “en las municipalidades tradicionales se dibuja la estructura injusta de la sociedad. Este viejo sistema resta a los vecinos todo interés por la solución de los problemas de su propia comunidad” pág. 22. Algo similar ha sido documentado por el autor del presente en un reciente trabajo de investigación histórica, en el cual se patenta el centralismo y la manipulación en la designación del cargo y el ejercicio perverso de la autoridad en las localidades periféricas. Huarmaca: Historia y Reencuentro. 2001. Patiño Angeldonis José A. (Inédito).












Bien podría decirse que si antes era el “notable” del lugar el que asumía el mando por designación directa debida a favores especiales, posteriormente se ha tratado de mantener la dependencia y la manipulación, consiguiéndolo la mayoría de veces, a través de la consigna del centralismo partidario.
La mayor deformación actual del sistema electoral para elegir autoridades municipales - y que de alguna manera nos equipara a los viejos sistemas que referimos en este acápite- es la falta de condiciones que permitan acceder al ejercicio del gobierno a grupos y/o personas líderes que, teniendo capacidad y aún trabajo en la organización de base, no tienen los recursos económicos que el sistema de mercadeo electoral hoy ha impuesto.(*). Es un hecho ampliamente conocido que el gasto que demanda la campaña electoral, se financie con préstamos de los aspirantes, aportes de terceros (que generalmente se convierten, una vez logrado el cargo en beneficiarios directos de lo que es considerado “el botín de guerra electoral”), etc. comprometiéndose de esta manera la independencia real de la gestión, vulnerando de esa manera las reales aspiraciones de la población, lo cual además de estar reñido con la ley, excluye a la población de la posibilidad de participar efectivamente en la gestión municipal, pues la relación de gobierno con el pueblo se convierte en una relación vertical de un grupo que concentra el poder y decide sin consultar a la ciudadanía que dice representar.

Esta es una perniciosa/ destructiva y muy arraigada forma de centralismo/ autoritarismo local que en general no permite el desarrollo político de la población, a la cual se le llama sólo cuando se le necesita para poner a salvo los privilegios de grupo si estos se ven amenazados o para ganar nuevamente las elecciones (**). En honor a la verdad y haciendo justicia a quienes aún no transitan por estos caminos debemos decir que hay excepciones y es en algunos municipios del área rural donde se ha logrado establecer/conquistar en todo o en parte representatividad real en la práctica democrática.

------------------------------------------------------------------------------
(*)Prácticas comunes actualmente tales como : compra de espacios de publicidad en la prensa escrita, hablada y televisada; impresión de todo tipo de objetos de uso práctico (gorros, llaveros, calendarios, polos; entrega de productos de consumo directo ( chocolatadas, ollas comunes o paquetes de alimentos de primera necesidad) y, la no menos importante realización de encuestas, no siempre reales sino más bien como elemento de manipulación efectista.
(**) Por mi parte soy un impenitente y sarcástico crítico de quienes una vez logrado el cometido de ganar las elecciones, ya en el usufructo del poder local, se permiten el lujo de poner horarios de atención sumamente restringidos: Conozco el caso de un ex –alcalde provincial, derrotado en el último proceso electoral, quien atendía a los ciudadanos Martes y Jueves de 9.00 a.m. a 11 a.m, claro cuando llegaba. En alguna oportunidad escuché decir a cierta dama que esperaba el turno: “ llevo señor un mes tratando de hablar con este sinvergüenza y no me atiende, pero lo hubiera visto en la campaña, hasta en la madrugada iba a ofrecernos el apoyo”. Los alcaldes y funcionarios electos no deben olvidar que son alcaldes, regidores y/ presidentes regionales las 24 horas del día.








2.2.2. DESCENTRALIZACION Y MUNICIPIO:

EL PROCESO: Refiriéndonos como ya dijimos al entorno de la Ex Región Grau , Valverde (4), no encuentra referencias de participación directa de los municipios, como institución, en el inicio de la lucha por la descentralización; aparecen sí los trabajadores municipales agrupados en sindicatos junto a otras fuerzas vivas en la lucha por dicha reivindicación.

Es evidente que la denominada “fracción de clase” o “grupo hegemónico” que ostentaba el poder a nivel regional, resolvía sus contradicciones con las esferas centrales a través de diversos y complejos medios, que suponían una serie de condiciones y/o concesiones. No obstante todo ello , al iniciarse un proceso de “reestructuración y reorientación en términos de acumulación y reproducción de los medios de producción”, se acentuó la concentración de inversiones públicas/privadas en la capital de la república en desmedro de la periferia provinciana, lo cual, unido a un proceso acelerado de politización por parte de las clases populares dio lugar al inicio paulatino de las dificultades en la resolución de contradicciones (centro-periferia) , resultando como consecuencia el cuestionamiento del centralismo limeño. Esto, si bien fue inicialmente liderado por grupos hegemónicos que ostentaban el poder de clase, posteriormente fue asumido por los movimientos regionales gremiales de la clase obrera, campesina e intelectual, aunque con marcadas limitaciones.*

Entre 1948 y 1956 se crearon las Juntas Departamentales de Obras, que constituyen la primera experiencia orgánica de intención administrativa descentralizadora y constituye también la configuración de una instancia en la cual aparecen los MUNICIPIOS, representados por los ALCALDES, intentando arrancar al centralismo la participación adecuada en cuanto a asignación de recursos para lograr mejoras en la gestión de la jurisdicción municipal.

------------------------------------------
(*) A. Humberto Valverde. Región, Regionalismo y Desarrollo Regional en Piura.1984. Señala: “A partir de los años sesenta, en diversas partes del territorio nacional, se generó una intensa movilización social, algunas de las cuales reivindicaron la lucha regional(...) y es que el contexto económico y político nacional aceleraba sensiblemente su reordenamiento. El desarrollo capitalista en el país se reestructuraba y reorientaba en términos de reproducción y acumulación, acentuando más aún la concentración de la inversión en la producción y servicios localizados en Lima y en pequeña escala en algunas capitales departamentales costeñas. El desplazamiento de los agro-exportadores de sus posiciones hegemónicas y la reubicación de capitalistas industriales, provocó un lento proceso de reacomodo en los bloques de poder de las regiones, en medio de contradicciones sin resolver entre el poder regional y el poder nacional. Se generó así un espacio contradictorio que permitió a ciertas clases dominantes locales asumir ciertas posiciones regionalistas. Pág. 40.







En la hoy fenecida Región Grau y recientemente Fundada Región Piura, la experiencia de organización popular descentralista fue en su momento la conformación del Frente Cívico Departamental de Piura, generada en 1983, organización pluriclasista y pluripartidista que se enfrentó al Gobierno Central para exigir una mejor atención a la solución de los problemas generados por el fenómeno de El Niño de ese año; fue esta una organización genuina en la cual la población se sintió representada y motivada a participar por su misma naturaleza y es aquí donde encontramos al municipio como integrante de primer orden en la reivindicación descentralista.

Lamentablemente esta experiencia al no tener una organicidad consolidada que le permita insertarse como un actor local en la dinámica regional/nacional en forma permanente, entró en “receso” tan pronto como los fines que la motivaron fueron medianamente resueltos.

Con respecto al Frente Cívico Departamental, posteriormente se dieron oportunidades e intentos de relanzarlo pero las iniciativas no se concretaron, salvo en 1994 año en el cual se dio una movilización regional liderada por los Alcaldes de Piura y Talara, y apoyada por las organizaciones gremiales y populares de toda la, en ese momento, aún Región Grau, lográndose la reforma del artículo 77 de la Constitución cuya redacción original ponía en grave riesgo los beneficios adquiridos y consagrados en la Ley de Canon y Sobre Canon, fruto así mismo de una serie de luchas y movilizaciones regionales (80 – 84). Con ocasión de una serie de problemas originados en la etapa de trabajos de Prevención de Desastres del Fenómeno de El Niño 98 y en la evidente preocupación por la falta de celeridad en el proceso de reconstrucción de la infraestructura dañada por el mismo las organizaciones sociales consideraron la conformación del Comité Departamental de Reconstrucción, cuya finalidad principal era representar, como interlocutor válido ante el gobierno central, a la población regional/departamental a fin de que se asignen los recursos necesarios para una reconstrucción efectiva. Si bien es cierto este Comité se llegó a conformar, la renuncia a su Presidencia por parte de Monseñor Oscar Cantuarias Pastor Arzobispo de Piura y Tumbes precipitó realmente su debacle. Debe señalarse que en ambos casos la participación del máximo representante de la Iglesia Católica ha sido decisiva para una efectiva convocatoria de la población(**).


-----------------------------------------------
(**)A nuestro parecer existen dos factores que influyen en el éxito de la movilización de actores sociales regionales: a) en primer lugar la naturaleza del daño, el cual pone en peligro inclusive los mínimos niveles de subsistencia; el problema es por tanto sentido como un atentado directo a la(s) persona(s) y el requerimiento de solución a este estado de cosas, tangible, traducido en desagües que afloran, pistas que se hunden, niños que enferman y que no pueden acceder a la atención médica, etc. y, b) la presencia de un representante de la Iglesia Católica insospechable de manipulador político



En los últimos años o la década perdida del fujimontesinismo . las municipalidades fueron un muy pobre fortín de la lucha por la descentralización, pues acorde a su objetivo de copar el aparato del estado democrático para lograr sus fines, se crearon mecanismos de coacción, a través de ofertas clientelistas, por ejemplo el Comité Ejecutivo de Reconstrucción para el Fenómeno de El Niño (CEREN) , restándole atribuciones y recursos a los Consejos Transitorios de Administración Regional (CTARs) y a las Municipalidades en las tareas de reconstrucción, las cuales fueron manejadas directamente por el CEREN a través de las carteras ministeriales dependientes de la presidencia de la república.


2.2.3. DEMOCRACIA MUNICIPAL: LA NUEVA CORRIENTE
Considerando que la municipalidad es la institución del estado que más cerca está de la población, físicamente y jurídicamente hablando y considerando así mismo la importancia que ha tenido y tiene en diversos momentos del cursode la vida de los pueblos, como la única instancia que puede efectivamente escuchar las peticiones de los ciudadanos y/o canalizar ciertos reclamos y protestas; así mismo, considerando que es la primera instancia del Estado a la cual puede acceder la población local a través de la democracia representativa, ha sido en la institución municipal donde en los últimos años, y más exactamente en la década antepasada (*) se dio inicio a una intensa modificación en los patrones tradicionales de gobierno, en los cuales la población va pasando de una mera participación electoral a una participación más permanente e inclusive orgánica en el ejercicio del gobierno local , lo cual evidentemente deviene en una nueva práctica democrática alternativa(**).

Sin embargo, hay que señalar que estas experiencias son propuestas focalizadas cuya puesta en práctica, enriquecimiento y reformulación dependen en extremo de la visión del gobernante local de turno. Es preciso si señalar algunas de las experiencias y/o propuestas más conocidas que se han planteado y se vienen planteando( Villa El Salvador, Ilo, Sapillica, Santo Domingo, etc./Azcueta, Díaz Palacios, Patiño, López, etc.) ; de otro lado las propuestas de AGENDA PERU, y el Proyecto MINGA de IULA/CELCADEL y, a nivel regional, la propuesta que viene impulsando el CIPCA en

---------------------------------------------------------------------------
(*) Históricamente le ha correspondido a gobiernos locales liderados por la Izquierda Unida iniciar este tipo de apertura popular correspondiendo esto al cumplimiento de sus postulados ideológicos, existiendo experiencias que han alcanzado notoriedad a nivel nacional y siendo así mismos numerosas aquellas que, lamentablemente por falta de divulgación, no forman parte de lo que los interesados en el tema podrían presentar como saludables éxitos de la participación popular en el gobierno local.

(**) Aparece así el concepto de democracia directa en oposición o como complemento de la democracia representativa, la que según Quispe, citado por Díaz, es “la realización plena del hombre y se sustenta en la necesidad y en la libertad. Surgen así, organizaciones vecinales como entes de convocatoria y propuesta de la población en torno a sus necesidades colectivas y comienzan a desarrollar diversas formas de democracia directa de masas, esto como continuación necesaria e inevitable de lo que sucede en la sociedad política. Surgen así los Frentes de Defensa, Las Asambleas Populares y Autodefensa de Masas ( Rondas Campesinas y Urbanas) . Es como aparece la democracia concebida como forma de vida social y participación ciudadana en las dimensiones fundamentales del Estado y la sociedad, caracterizándose como una auténtica condición social, como un status social que coloque al pueblo , es decir a todos, en situación de participar igualmente en el gobierno de la comunidad.

coordinación con algunas municipalidades a través de un proyecto especial, para no hablar de la infinidad de experiencias que en los pueblos pobres y apartados del Perú se forjan cada día y que, lamentablemente, se pierden debido a la falta de apoyo, información/ recopilación .
Hoy, no existe aspirante a ejercer la alcaldía/regiduría y/o a la reelección en estos cargos que no incluyan en sus propuestas de gobierno la participación popular en mayor o menor grado, pero, lo dijimos antes y lo repetimos ahora, sin la posibilidad de que esta participación sea orgánica y pase a formar parte de la nueva institucionalidad democrática que nos interesa construir.

2.3. EL RETO DEMOCRATIZADOR DEL MUNICIPIO EN EL PERU
-HOY:
Es indispensable hacer un breve recuento de la historia de lucha por conseguir la tan ansiada descentralización, vista esta como una crisis en la resolución de contradicciones entre el poder central y las provincias/regiones, tal como lo hemos visto líneas arriba; en tal sentido debemos manifestar que a tales demandas en los años ochenta se crearon las CORDES ( Corporaciones Departamentales de Desarrollo Económico y Social) y luego merced al imperativo constitucional (Const. Política 1979) se dio inicio al proceso de regionalización, que culminó con la creación por ley de 12 (doce) circunscripciones regionales; proceso desactivado por el gobierno de “reconstrucción nacional” que se instaurara después del autogolpe del 5 de Abril de 1992 y que suplantó los órganos de gobierno regional (Asamblea y Consejo Regional) instalándo los, hoy vigentes, Consejos Transitorios de Administración Regional (CTARs), cuya estructura funcional, es totalmente dependiente del gobierno central.

En ese momento, tan difícil para la anhelada/ejercida descentralización fueron los municipios las únicas instituciones que “quedaron en pie”, pues el llamado gobierno de “reconstrucción nacional” no desconoció su jurisdicción; es por ello que a partir de este bastión democrático, concertando voluntades a nivel orgánico en la Asociación de Municipalidades del Perú y aún de las Asociaciones de Municipalidades Regionales (AMREs) se puntualizaron ciertas demandas y se canalizaron algunas propuestas reivindicativas( * ). En nuestro caso ex – Región Grau una de las luchas más nítidamente recordadas es aquella que se librara – ya lo vimos - en defensa de la integridad de los recursos asignados por concepto de canon petrolero y gas.
-------------------------------------------------------------------------
( * ) Sin embargo, la fuerza con que el gobierno de “reconstrucción nacional” imponía su modelo, cargado de ofertas clientelistas con el objetivo de obtener sustento político, hizo que muchos líderes abandonaran su vocación descentralizadora y cerraran filas con el centralismo representado por Fujimori y el modelo económico neo – liberal, debilitando la unidad gremial municipal (AMPE,AMREs). De hecho y de acuerdo a la evolución de la coyuntura política el gobierno fujimontesinista copó la directiva de la AMPE , objetivo logrado en un Congreso antiestatutario y promovido por los pro-goboernistas liderdos por el ASESOR PRESIDENCIAL “VECINISTA” ABSALON VASQUEZ V., UTILIZANDO METODOS VEDADOS EN UN SISTEMA DEMOCRATICO QUE RESPETE LA VOLUNTAD POPULAR (AMEDRENTAMIENTO Y MANIPULACION DE LAS ESPECTATIVAS DE LOS NUEVOS ALCALDES) “consolidó” así un movimiento de pretendido origen municipal provinciano (VAMOS VECINO), el que fue sustento político de una tercera elección presidencial de Fujimori, tentativa que ya todos conocemos como terminó.



En la actual coyuntura y tal como se viene desenvolviendo el proceso político en el Perú, en el cual la institucionalidad constitucional ha sido recuperada, luego de una lucha en la que lamentablemente, ya lo dijimos antes, el Foro Municipal capturado por el venal fujimontesinismo se convirtió en caja de resonancia del abuso y el clientelismo electorero, es necesario puntualizar que la institución municipal sufrió serios recortes en su autonomía funcional y en su capacidad de gestión jurisdiccional ( D.L 776); tan es así, que con razón puede sostenerse que la suplantación y/o superposición de roles ha menoscabado la competencia funcional que la constitución política y la ley orgánica le asignan, pues hoy es común comprobar como organismos públicos del gobierno central financiaron una serie de obras y proyectos, los cuales no fueron priorizados por los municipios y que muchas veces han sido construidos y/o ejecutados con características técnicas sumamente deplorables (*).

Mientras se rescribe este documento la Comisión de Gobiernos Locales del Soberano Congreso de la República ha aprobado el Dictamen del Proyecto de La Nueva Ley Orgánica de Municipalidades, el cual recoge muchas de las propuestas que se plantearon como iniciativas válidas en la década de los Ochenta, se continuaron en los noventa, a pesar de la dictadura y se plasman hoy en el documento referido.

La promulgación de la Ley, no cambiará milagrosamente un escenario en que los magros recursos transferidos por diversos conceptos desde el gobierno central, no siempre llegan oportunamente, posibilitando que los planes y/o programas de desarrollo local sufran continuos ajustes y/o reorientaciones, permitiendo así mismo que en afán de satisfacer las múltiples demandas de la población se termine haciendo una serie de pequeñas inversiones cuyo impacto socio económico se diluye en la múltiple y compleja demanda de soluciones.
Tampoco permitirá que el escenario centralista cambie por arte de Ley, pero quienes creemos en la democracia si consideramos que es un importante aporte a la construcción progresiva y el fortalecimiento de un sistema de poder municipal en el que todos debemos poner nuestro mejor aporte. Es hora pues de recosntruir; es hora de que instituciones como las Redes, las Asociaciones y aquellas instituciones consideradas en la Ley Vigente como la Asamblea de Alcalde Distritales se promuevan como entes activísimos para acometer la Gran Tarea de ejercer el Gobierno Local.
---------------------------------------------------------
( * ) Al referirse a organismos como FONCODES, MINSA, INFES, EL Ec. Maximiliano Ruiz R., Alcalde del Distrito de Morropón(96-98) manifiestaba que “ existe una dificultad seria con los órganos regionales de estas instituciones, ya que tienen poca capacidad de decisión y en Lima se definen finalmente las cosas. Muchas veces se deciden obras poco importantes para la población, a pesar de, que en nuestro caso hay una priorización elaborada con las organizaciones de pobladores. Eso nos pasó con 16 proyectos presentados por la municipalidad de los cuales pocos fueron aprobados y, en cambio, se otorgó a varios profesionales privados varias obras que no eran significativas”. Andenes Nº 90-91,1996,pág. 10. Esta política amedrentó a los burgomaestres e hizo posible a través de organismos jurisdiccionales del copado poder judicial que acciones vedadas en un Estado de Derecho se realizaran con menoscabo de la jurisdicción municipal. El caso de la empresa chilena Luccheti, hoy de vuelta en el escenario nacional, con la Municipalidad de Lima es una caso que nos releva de mayores comentarios.


Pero en una relación de esta naturaleza, en el que los intereses de unos y otros grupos sociales, cada uno con una cuota de poder, no necesariamente de la misma importancia en la superestructura establecida del Estado tal y como está se encuentran superpuestos y luchan por su primacía. Y – también lo sabemos – se originan en esta relación una serie de profundas e importantes contradicciones, contradicciones que deben resolverse progresivamente para que esta sociedad nuestra, a la que queremos perfeccionar y en la que queremos vivir se vaya re-configurando y en la que cada uno de los ciudadanos – todos y cada uno, no solo los gobernantes y “notables” - se vaya reconociendo como un actor importante del cambio(*). Es pues pertinente esperar que se de una recomposición progresiva en la configuración social política y económica de acuerdo a como se vayan imponiendo los intereses de aquellos grupos y/o instituciones/organizaciones que hoy vienen generando conflictos totalmente comprensibles pero a la vez sumamente complejos con el gobierno central pero también con los gobiernos locales y en un futuro cercano con los gobiernos regionales. ( Gremios sindicales, estudiantes universitarios, colectivos político-gremiales regionales, productores agrarios, comerciantes, desocupados, transportistas, asentamientos humanos, etc).

En este contexto, la población convocada por sus gobernantes locales, ungidos en las urnas como sus genuinos representantes, debe abocarse a un rápido análisis de la situación en la que se debate la inmensa mayoría de peruanos de la cual formamos parte y debe plantearse, como uno de los puntos principales e insoslayables, la demanda por una auténtica descentralización económica y administrativa en cumplimiento de la Constitución y de la voluntad popular; será necesario para esto, que los gobernantes convoquen a sus representados permanentemente a través de sus organizaciones de base, iniciando así un proceso de real ejercicio democrático que nos lleve a una transformación genuina que permita aspirar al auténtico desarrollo



-----------------------------------------------------------------------
(*) “Un buen síntoma”, de que la población se está movilizando en el sentido de querer construir un país, aunque parezca una paradoja son aquellos actos de protesta por decisiones gubernamentales que afectan su capacidad de decisión sobre lo que creen tienen derecho (Movilización del Pueblo Arequipeño liderado por sus autoridades municipales - 2002). Las protestas e impugnación de resultados electorales (Nov.2002), que en algunos casos han logrado anulación de procesos en diversos distritos municipales del país. Finalmente es pertinente referirse a los casos de revocatoria y vacancia de autoridades municipales, algunas de las cuales inclusive han terminado en condenas penales, después de ser planteadas como iniciativas de la población.









2.3.1.MUNICIPIO, REINVINDICACION Y PARTICIPACION POPULAR:

No obstante lo anotado anteriormente en cuanto a movimientos y luchas reivindicativas, debemos puntualizar que la participación del pueblo ha
ocurrido cuando los problemas se han hecho sumamente críticos al punto de afectar incluso la supervivencia de los grupos sociales de alto riesgo y esto sucede debido a que, como fácilmente se constata – salvo excepciones - las convocatorias a la población por parte de sus autoridades representativas son también coyunturales; es decir, cuando el problema aparece en toda su extensión o sus consecuencias se hacen muy evidentes.
No hay una propuesta de trabajo conjunto ( Concejo – Pueblo Organizado) que permita en el tiempo “una solución de continuidad” que involucre DIRECTA Y PERMANENTEMENTE en la “DINAMICA REIVINDICATIVA” a los sectores populares cuya existencia depende en mayor o menor medida del proceso y que en el mediano y largo plazo van a ser los beneficiarios del mismo.

Esto, que no sucede debido a múltiples factores, entre ellos a la carencia de una real práctica democrática, a la falta de voluntad política y a la evidente CARENCIA DE CANALES ADECUADOS DE PARTICIPACION EN EL GOBIERNO LOCAL, debilita el proceso de BUSQUEDA/DESCUBRIMIENTO de un auténtico desarrollo. Al respecto señala Valverde (4) que “pensar en un desarrollo económico, social y político protagonizado por todos los sectores sociales, implica necesariamente que aquellos que hasta ahora han tenido el papel de “espectadores” más que de protagonistas superen las trabas que los han sumido en esa condición, para lo cual se requiere un tránsito a la concepción de necesidades colectivas”las cuales por nuestra parte podemos decir que en nuestra región y país se ha traducido en diversas formas de organización popular que se ubican en la periferia de los órganos de gobierno local.

“Este desarrollo organizativo – sostiene el autor – desde las bases, en la búsqueda de la superación de sus problemas, en la búsqueda de su participación legítima en la cosa pública y en el disfrute de los beneficios de modernidad, requerirá/(REQUIERE)* QUE EL ESTADO INCORPORE EN LA LEGALIDAD Y EN LA INSTITUCIONALIDAD ESTAS FORMAS, MECANISMOS Y CANALES” – el subrayado es nuestro. Sin esta adecuación del Estado a la real dinámica de los sectores sociales, se corre el riesgo de profundizar la crisis en la que vivimos”, concluye.

--------------------------------------------------------------------
(*) La actual coyuntura política nos permite citar con total actualidad lo sostenido por el autor en la década pasada; y es que la experiencia nos demuestra que no solamente se requiere la ley; se requiere fundamentalmente ACTORES DISPUESTOS Y PREPARADOS: NO es un secreto pues entonces que para llegar a ese nivel debe progresivamente construirse el camino.




Por nuestra parte, consideramos que solamente a través de la conquista de una real práctica democrática, a nivel de instituciones ligadas directamente a la población - la cual necesariamente incluye procesos que incorporan a la población organizada en el desarrollo de la tarea gubernativa (gestión de la problemática local) – puede construirse un estado nacional descentralizado y de servicio a los intereses de las mayorías. La lucha entonces, por esa gran conquista nacional, debe tener ahora su punto de partida en el logro de una democratización efectiva a nivel de gobierno local.(**).

La incorporación, entonces, “ en la legalidad y en la institucionalidad de estas formas, mecanismos y canales” no es algo que va a suceder por que una ley lo establece – recordemos que ya hay un proyecto de ley que impulsa muchas de la experiencia que se han venido dando -, realmente sucederá cuando la ley se haga porque es una demanda de un colectivo de trabajo que ya ha impuesto sus normas y que requiere que estas se legalicen; es necesario reflexionar sobre este proceso, pues caso contrario corremos el riesgo de caer en el error de creer que con la sanción de una ley estamos resolviendo el problema que nos ocupa. La sanción de la Ley 24571 de Rondas Campesinas fue/es un claro ejemplo de los niveles que puede alcanzar la movilización popular cuando tiene interlocutores válidos políticamente; en este caso primero se dio la constitución de una fuerte organización popular (la Ronda Campesina) y fue mucho tiempo después que se legalizó su accionar a través de la promulgación de la Ley correspondiente.

Recordemos también que la sanción de las leyes, muchas veces consiguen efectos adversos, pues pervierten procesos que antes de existir se realizaban con mucha mayor eficacia. Si seguimos el ejemplo de la Ley de Rondas, recordemos que luego muchos quisieron “apadrinar” la Ley, manipular la organización genuina, la que terminó dividida en facciones, de las cuales algunas conservan su original propósito, pero algunas otras, en manos de profesionales de la manipulación sirven más bien para nada santos propósitos.

---------------------------------------------------------------------
(**) El autor citado sostiene además que “la búsqueda y mantenimiento de relaciones democráticas, la construcción de espacios democráticos, supone la implementación de acciones democráticas. ¿ Cómo construir una democracia mediante la antidemocracia? . Esto a su vez “implica procesos que se van construyendo progresivamente ( conquistando); manteniendo (defendiendo) y desarrollando( profundizando y ampliando) logros parciales de todo orden”.












2.3.2. DESCENTRALIZACION, MUNICIPIO Y PRESUPUESTO:

La descentralización, en términos de transferencia de poder de gobierno, está ligada indispensablemente a la asignación de recursos que permitan/garanticen a los gobiernos locales realizar una adecuada gestión de promoción del desarrollo. Sin embargo, es a este nivel que se produce el mayor atentado a la autonomía municipal consagrada en la Constitución Política, en la aún vigente y en la aún nonata Ley Orgánica de Municipalidades, ya que mal puede ejercer su autonomía una institución que depende para ello, de la voluntad de los órganos centrales de gobierno.

Se da así la configuración de una institución municipal en que ésta depende de las buenas relaciones del representante (alcalde) con las instancias centrales del poder (Provincial, Subregional, Regional y Nacional) y, en muy poca medida – sería lo correcto - de la asignación de un porcentaje del presupuesto nacional - debería quedar establecido en la próxima ley orgánica de municipalidades - que guarde relación con la multiplicidad de funciones que debe asumir y que, además, guarde relación con la asignación porcentual que se ejecuta a través de las municipalidades en países que tienen gran experiencia en este tema. (Ver Cuadros).





2.3.2. MUNCIPIO, PEDAGOGIA Y PRACTICA POLITICA:
Según la concepción convencional del que hacer municipal, una buena gestión es aquella que logra ejecutar un mayor número de obras físicas demandadas por la población a través de los conocidos memoriales, solicitudes y/o aquellas que el equipo edil ha identificado en sus contactos con los electores en la campaña y que son ofrecimientos que serán evaluados al final de la gestión (implementación de servicios básicos, construcción de aulas, salones comunales, carreteras, pistas y veredas, parques, plazas y plazuelas, apoyo a la producción, etc).
Sin embargo, desde la concepción que puntualizamos y que es la opción que consideramos la más constructiva, el municipio es un espacio a partir del cual los actores locales (dirigentes campesinos, vecinales, gremiales, microempresariales, políticos e inclusive pastorales), al iniciarse en el proceso de participación - el cual va a desencadenar necesariamente procesos de interacción/aprehensión con/de la realidad local/nacional (diagnóstico, análisis, propuestas, frustraciones, conquistas, etc) – configuran un activo político local que, dada su nueva condición, constituye una escuela política cuya práctica se desenvuelve en la instancia local, pero que gradualmente concibe espacios más grandes( el espacio subregional, regional y nacional) de actuación y descubre la estrecha relación que existe entre la problemática local y los nuevos espacios que empieza a reconocer y estudiar como una necesidad de su nueva condición.

Para finalizar digamos que las regiones/departamentos, provincias, distritos, caseríos, asentamientos humanos, etc. requieren hoy de auténticos líderes de la descentralización ( alcaldes, regidores, congresistas, dirigentes gremiales, sindicales, vecinales, empresariales, políticos, pastorales) , los cuales estén dispuestos a asumir la lucha y el logro progresivo de una mayor asignación de recursos económicos a los municipios ( no menos del 20% del presupuesto nacional a nuestro entender, hoy se destina sólo hasta el 3% del presupuesto nacional a través de las municipalidades y para su segundo año de gobierno el Poder Ejecutivo liderado por Alejandro Toledo no ha incluido ningún aumento de los escuchados al respecto en su oferta electoral ), recursos que permitan a la población organizada asumir el protagonismo de su desarrollo social político y económico.

Queda puntualizar que es necesario combatir el centralismo presente en la mayor parte de municipalidades, en las cuales la participación de la población se da para convalidar decisiones que ya han sido adoptadas a priori por el Concejo Municipal y/o aún solamente por el Alcalde y que, interesadamente a través de la manipulación, se pretenden coincidentes con la voluntad popular.








3.0 LA PROPUESTA METODOLOGICA: Una vez enunciados y esclarecidos los objetivos de la propuesta política, es necesario elaborar/proponer las herramientas metodológicas que permitan iniciar/continuar la puesta en práctica de dicha propuesta, razón por la cual en el presente acápite nos permitimos bosquejar algunas ideas acerca del cómo hacer posible el acercamiento de la población organizada al ejercicio del gobierno local.

3.1. OBJETIVO SUPERIOR:
Posibilitar el inicio/continuación de la democratización constante, creciente e institucionalizada del gobierno local como eje de un proceso de desarrollo autogestionario y sustentable.

3.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS
Proponer un instrumento metodológico para la constitución de un espacio para el ejercicio democrático permanente e institucionalizado en el seno mismo del gobierno local.

Proponer un instrumento metodológico para implementar planes y presupuestos de desarrollo local con participación del pueblo organizado

3.3. CONSTATACIONES BASICAS
A. EXISTE UN SISTEMA DEMOCRATICO QUE PRIVILEGIA LA DEMOCRACIA COMO FORMA DE ELEGIR GOBERNANTES.
B. ESTE SISTEMA PREDOMINANTE AYER Y HOY HA GENERADO Y GENERA DISTORIONES GRAVES EN EL ASPECTO SOCIAL, POLÍTICO Y ECONOMICO. CON LA CONSECUENTE SECUELA DE MARGINACION Y MARGINALIDAD EN AMPLIOS SECTORES DE LA SOCIEDAD.
C. SE RESTRINGE HASTA HOY EL PAPEL DE LAS ORGANIZACIONES POPULARES NO DÁNDOSELES UNA CAPACIDAD REPRESENTATIVA EN EL ESTADO NI LEGALIZANDO SUS FORMAS DE TRATO Y TRABAJO.





D. SE INTENTA HACER DESARROLLO EN FORMA IMPROVISADA, SIN UNA AUTÉNTICA ORIENTACIÓN A LAS NECESIDADES REALES DE LA POBLACIÓN, ASÍ SE DESPERDICIAN EN LA IMPROVISACIÓN UNA SERIE DE RECURSOS ECONOMICOS Y HUMANOS.

DE OTRO LADO:

E. EXISTE UNA NUEVA CORRIENTE MUNDIAL DE EJERCICIO DEMOCRATICO, ASÍ COMO ALGUNAS EXPERIENCIAS EXITOSAS EN CUANTO A ESTE NUEVO ROL DE LA POBLACIÓN ORGANIZADA EN EL GOBIERNO LOCAL.
F. LA LEGISLACIÓN AL RESPECTO – AÚN EN EL NUEVO PROYECTO DE LEY YA DICTAMINADO POR EL CONGRESO – ES MUY GENERICO.

En este contexto la Propuesta Metodológica, consiste en la aplicación de una serie de métodos de uso común en el Trabajo de Diagnóstico y Planeamiento que muchas instituciones , sobre todo ONGD´s, vienen manejando. Particularmente, insistimos en la característica diferencial de la propuesta: la preeminencia de la voluntad política sobre la “voluntad legal”(*); la activa participación orgánica, organizada y permanente de la población; el inicio y la construcción y re-construcción progresiva de la Visión/Misión de la Comunidad Local y el avizoramiento de los “nuevos niveles “ de ingerencia e irrupción democratizadora, en suma en la transformación real y renovadora de una nueva forma de “hacer gobierno local”.


------------------------------------------------------------
(*) Como interesado en el tema, el autor ha tenido la oportunidad de conocer varias experiencias en las cuales la participación de la población sirvió para “cumplir con la exigencia legal”, cumplido lo cual los Planes Integrales de Desarrollo Estratégico, elaborados con gran movilización y difusión, terminaron en los anaqueles de la biblioteca municipal. En realidad algunas instituciones municipales ante el ofrecimiento de algunas instituciones interesadas en trabajar el tema de hacerlo “gratis”, lo encargan sin preocuparse mayormente en su significado pedagógico y político.










CUADRO Nº ASIGNACIÓN PORCENTUAL DE PRESUPUESTO NACIONAL A NIVEL MUNICIPAL EN PAISES LATINOAMERICANOS

PAIS %
PANAMA 4.2
PERU 3.5
PERU 12.0 (2009)
COSTA RICA 9.8
ECUADOR 11.7
REPUBLICA DOMINICANA12.3
VENEZUELA 19.5

Díaz Palacios J. Municipio, Democracia y Desarrollo.





CUADRO Nº ASIGNACIÓN PORCENTUAL DE PRESUPUESTO NACIONAL A NIVEL MUNICIPAL EN PAISES DESARROLLADOS

PAIS %
ITALIA 28
ALEMANIA 28
GRAN BRETAÑA 34
FINLANDIA 40
EE.UU 42
SUECIA 55
JAPON 66

Fuente: Díaz Palacios Julio. Municipio, Democracia y Desarrollo.























3.4.. ESQUEMA GENERAL DE TRABAJO:

3.4.1. Objetivo 1 : Proponer un instrumento metodológico para la constitución de un espacio para el ejercicio democrático permanente e institucionalizado del gobierno local.

ACTIVIDADES: Se han considerado las siguientes:
a) Identificación de instituciones democráticas básicas establecidas a nivel jurisdiccional. Debe resolverse el ¿con quien/quienes?
A este nivel será necesario identificar todas las organizaciones de base por su dinámica y representatividad ( nº de personas a las que representa)
b) Propuesta de lineamientos de coordinación central preliminar. Debe resolverse el ¿cómo?

A este nivel es necesario que el órgano promotor del cambio (Concejo Municipal) resuelva y/o vaya proponiendo los mecanismos e instancias de coordinación central .

c) Establecimiento del espacio democratizador institucionalizado. Debe resolverse el ¿dónde? ¿en qué tiempos/frecuencias?

A este nivel, es necesario que, resueltos los aspectos anteriores, la instancia promotora del proceso (Gobierno Local) tome la decisión política de reconocer instituir y estatuir la instancia democratizadora que se ha logrado.
(VER ANEXO)

3.4.2. Objetivo 2 : Proponer un instrumento metodológico para implementar planes y presupuestos de desarrollo local con participación popular.

ACTIVIDADES: Se han considerado las siguientes:
a) Identificación y priorización local de los problemas y soluciones .
Se trata de que las organizaciones del espacio jurisdiccional más pequeño del municipio ( caserío, centro poblado, comunidad campesina, asentamiento humano), reunidos en su instancia orgánica de base prioricen las necesidades que deben resolver con el apoyo del estado en general y de la municipalidad en particular.
b) Estimado de la Oferta Presupuestal. Debe resolverse la pregunta ¿de cuánto disponemos?
La instancia técnica correspondiente (Dirección de Planificación y Presupuesto o Asesor Contable en su caso) deberá estimar los ingresos del Municipio Local de acuerdo a las proyecciones que se tengan de acuerdo a los parámetros que señale la Ley General del Presupuesto y aquellos recursos que la municipalidad pueda lograr de otras fuentes ( Ingresos Directamente Recaudados, Donaciones, Recursos de Cooperación Internacional , etc.) y que eventualmente puedan aplicarse a las soluciones de los problemas planteados.




c) Estimado de la Demanda Presupuestal. Debe resolverse la pregunta ¿cuánto necesitamos?

Con el apoyo de la instancia técnica correspondiente se trata de valorizar con bastante aproximación la propuesta de proyectos priorizados alcanzados por las instancias orgánicas locales de primer nivel.

d) Repriorización y Calificación de Proyectos de Desarrollo Local. Debe resolver la pregunta ¿ cuáles son los más importantes ahora?
Dado que generalmente la demanda presupuestal excede a la oferta presupuestal, será necesario hacer una re - priorización de las propuestas presentadas y/o considerar su ejecución por etapas, proceso este que necesariamente se deberá hacer en el seno de la instancia democratizadora del gobierno local.

e) Elaboración de la Propuesta de Plan y Presupuesto de Desarrollo Local.
Debemos considerar que a este nivel se ha llegado a un espacio real de concertación y que el documento de propuesta de plan y presupuesto de desarrollo local sea estructurado. En cuanto la ejecución de estas propuestas, significa la toma de una decisión política al respecto, los resultados serán más o menos fructíferos, cuanto más o menos intensos sean los esfuerzos por establecer una práctica democratizadora a nivel de la jurisdicción donde se implemente.
CADEL(CONSULTORES ASOCIADOS PARA EL DESARROLLO ESTRATEGICO LOCAL)